Comida para perros y gatos: Nutrición ideal para tu mascota

Los perros y gatos son muy diferentes entre sí y ambos tienen necesidades muy distintas.  Tienen diferencias médicas, emocionales, nutricionales o de otro tipo, por lo tanto los perros y gatos no pueden ser colocados en un mismo saco, por así decirlo.

Sin embargo, hay muchas personas que creen que la comida de perros y gatos son similares y que ambos la pueden comer, pero eso no es verdad.

Lo que debes saber sobre la comida para los perros

Hay varias razones por las que es una mala idea dar comida de perro a un gato. No obstante, los dueños de mascotas tienen al día de hoy más opciones cuando se trata de alimentarlos.

Tipo de comida

Pienso

La mayoría de las personas sólo ofrecen pienso a sus mascotas, porque es más beneficioso y económico que las demás opciones, pero lo mejor es pienso para perros viene en diferentes fórmulas, incluyendo libre de granos, etapa de la vida, cruda, control de peso, específica para la raza y otras opciones de comida para perros que atiendan a las necesidades específicas de tu mascota

Ración deshidratada

Al contrario de la ración seca, la ración deshidratada no es cocida a altas temperaturas.

 

La humedad que se encuentra en este tipo de alimento se elimina a través de un proceso de secado, lo que ayuda a preservar los nutrientes y aumentar su período de validez. Muchos productos requieren que la ración sea rehidratada con agua antes de que se la des  a tu perro.

Comida húmeda

Los alimentos húmedos se encuentran en diferentes formas. Este tipo de alimento puede presentar altos niveles de humedad debido a la forma en que se obtiene.  La ración húmeda para perros está disponible en diferentes sabores para satisfacer incluso el más exigente de los paladares.

Comida fresca

La comida fresca se cocina a bajas temperaturas y se enfrían rápidamente para mantener las vitaminas de los alimentos.

 

La comida fresca para perros generalmente contiene altos porcentajes de carne, pescado o aves, así como frutas y vegetales ricos en vitaminas. Estos alimentos no poseen conservantes y deben mantenerse en la nevera para mayor durabilidad.

Comida cruda y deshidratada

La ración cruda deshidratada para perros se obtiene a través de un proceso de calentamiento que elimina el 98% de la humedad.

Alimento libre granos

Son alimentos para mascotas que no contienen granos (como el maíz y el trigo).

Diferencia entre la comida para los perros y la comida de los gatos

El alimento canino es pobre en grasas y en proteínas y rico en vitaminas, ya que los perros son más propensos a tener sobrepeso.

 

Los gatos a su vez, necesitan grandes cantidades de proteína y grasa. Es por eso que el pienso para gatos está elaborado con ingredientes de calidad muy variados para cubrir las necesidades alimentarias de los gatos.

 

Alimentar un gato con comida de perro puede causar malnutrición y graves enfermedades y aunque  a tu gato le guste la comida para perros, olvídalo, no es lo que necesita.

Consejos para que tu felino coma comida para gatos

Puede que tengas un gato y un perro y que ambos se confundan con la comida o tal vez les guste el olor y el sabor de la comida del otro. Si no puedes enseñar a cada uno de ellos para que coma su propia comida, puedes intentar una de las siguientes sugerencias:

Cambiar el recipiente

No utilices dos recipientes iguales, ya que esto puede confundir ambos animales. Elige formas y colores diferentes y muéstrales cuál es el tazón de cada uno.

Pon los recipientes en diferentes lugares

Haz que cada uno coma en diferentes lugares de la casa. Si es necesario, guardar la comida en algún lugar que ambos no alcancen hasta que lo pidan.

Establece horarios

Si dejas la comida siempre a disposición, es probable que uno de los animales coma la comida del otro.

Enséñales comandos

A pesar de que esto funciona más en perros, los gatos también pueden aprender comandos como “dejar esto” o “no”. Esto te puede ayudar cuando tu gato se acerque a la comida ajena.

Deja un comentario