670px-Open-a-Door-with-a-Credit-Card-Step-1-preview

Si te has quedado encerrado y no puedes llamar en ese momento a un Cerrajero Barcelona, no te preocupes, te damos todos los pasos al respecto para que puedas abrir por ti mismo una cerradura, ayudándote solo con una tarjeta de crédito. Y es que este truco te funcionará en el caso de que tu cerradura sea un modelo sencillo, siendo una manera útil de abrir la puerta de tu casa en el caso de que se te haya olvidado la llave.

Pues bien, bastará con que cojas una de las tarjetas que puedas tener en tu cartera, si se trata de un modelo más bien no demasiado rígido, mucho mejor y si además es uno de los modelos que no te importa demasiado que se dañe, mejor. A veces se puede dañar la tarjeta de crédito suficientemente como para que deje de funcionar, por lo que es un riesgo que debes valorar y conocer en cualquier caso.

670px-Open-a-Door-with-a-Credit-Card-Step-1-preview

Una vez dicho esto, pon la tarjeta de crédito en el lado de la puerta. Desliza el extremo de la tarjeta de crédito entre el marco de la puerta y el lado del pestillo de la puerta, justo por encima, en la parte en la que la cerradura entra en el marco. Inclina la tarjeta hacia abajo y sitúala detrás del pestillo de la cerradura, asegurándote de que la tarjeta está situada de un modo perpendicular a la puerta.

Con cuidado tendrás que tirar firmemente de la tarjeta mientras giras el mango. Si tienes suerte, la tarjeta de crédito se deslizará entre el lado interior biselado del perno y el marco, y podrás empujar el cerrojo totalmente hacia fuera del marco arrastrando la tarjeta hacia ti. La puerta se abrirá, siempre y cuando mantengas la tarjeta en su lugar entre el tornillo y el agujero.

Similar Posts

Deja un comentario