Cómo financiarte si eres un nuevo emprendedor

emprendedorSi te has quedado sin trabajo y estás pensando en la posibilidad de abrir tu propio negocio pero no tienes dinero te ofrecemos algunas ideas para que te financies y comiences ese proyecto que tanta ilusión te hace.

1. Si llevas tiempo dándole vueltas sobre la posibilidad de abrir tu propio negocio ve ahorrando lo que puedas cada mes. Cuando haya pasado un año o año y medio, ¡que pasa enseguida! tendrás un buen colchoncito para empezar tu negocio con más seguridad. Recuerda que el que algo quiere algo le cuesta… así es que ahorra en pequeños y tontos caprichos que antes te dabas por ejemplo, trata de bajar las facturas de la luz y el agua de la casa e inviértelo en tu sueño.

2. Opta por los microcréditos rápidos por Internet por ejemplo. Si no tienes tiempo ni ganas de mil papeleos y necesitas un empujón opta por las entidades de préstamo que te financian sin tenerte que mover del sillón. 2 consejos: acude siempre a entidades reconocidas en el sector y pide solo lo justo, lo que realmente sabes que vas a poder pagar cada mes.

3. Saca dinero hasta debajo de las piedras. Vende cosas que ya no necesites a través de webs como Ebay; ofrece a tus amigos y conocidos pequeñas artesanías hechas por ti mismo, vende bisutería por catálogo… Si tienes iniciativa para poner un negocio, seguro que la tienes también para buscar dinero de forma honrada.

4. Pide ayuda a tus padres pero sin abusar. Muchas veces el simple hecho de sentir que están ahí para ayudarnos es suficiente. Imagina que hay un mes que no puedes pagar el autónomo, la factura de la luz de tu negocio o cualquier otro gasto, acude a ellos pero ¡sin abusar!. Devuélveselo cuanto antes, recuerda que son una solución inmediata pero que les tienes que responder como si fueran… ¡Un Banco!

Deja un comentario