Nuevas tecnologías y consumidores: ¿cómo deciden dónde comprar?

Las nuevas tecnologías han cambiado los hábitos de los consumidores. Hoy en día estos tienen a su alcance numeroso dispositivos que definen sus comportamientos y que, además, los hacen más poderosos frente a las marcas.

En la actual “sociedad de la información” el consumidor accede a grandes cantidades de datos a través de múltiples canales y medios de comunicación. La información sobre los productos, las características, los precios, las marcas y la calidad es cada vez más cercana y el consumidor se ha convertido en un experto que decide cuándo, dónde y cómo comprar.

Una encuesta sobre Equipamiento y uso de TIC en los hogares del INE, publicada en octubre de 2017, refleja que el 83.4% de los hogares tienen acceso a internet, el 80% de la población lo usa, al menos, una vez a la semana y el 40% compra por internet.

La importancia de las nuevas tecnologías y su relación con el consumidor y los hábitos de este es evidente. En los últimos años su papel va mucho más allá y nos hemos familiarizado con términos como prosumer, un anglicismo que se identifica con el consumidor que se convierte también en productor de contenido con el uso de aplicaciones o sitios web aportando donde aporta información u opiniones.

La importancia de la presencia en las nuevas tecnologías 

Las nuevas tecnologías han creado consumidores autosuficientes e independientes que se abastecen de la información necesaria para tomar decisiones en sus compras. A través de smartphones, tablets, ordenadores y otros dispositivos el consumidor busca información y toma decisiones de forma constante.

De ahí la importancia de las empresas y organizaciones de tener visibilidad suficiente en las diferentes fuentes, medios y de saber usar las herramientas adecuadas. ¿Cónmo sobrevivir en el mercado si, por ejemplo, ni siquiera sabemos cómo aparecer en Google Maps?

Viajamos a menudo, ya sea por trabajo, estudios o por ocio, a ciudades que desconocemos y nos surgen necesidades de consumo.

El hecho de figurar en Google Maps es una manera potencial de conseguir clientes que buscan a través de la red soluciones cercanas.

Comparadores

Portales como Booking o Skyscanner, en el sector del turismo, se han convertido en referentes y en pilar básico de las vacaciones de muchos usuarios. Pero este modelo crece cada vez más y ya llega a todos los sectores: ocio, deporte, seguros, hostelería, telefonía móvil.

Los usuarios acuden buscando los mejores precios y características, así como las opiniones de otros compradores.

Blogs

Puede que la presencia en estos no dependa directamente de nosotros, pero hoy en día encontramos numerosos blogs especializados en sectores o servicios concretos. En ello se hablan sobre productos, marcas, se relatan experiencias, se hacen reviews y se lanzan ofertas. Contar con el apoyo de influencers puede marcar un antes y un después en el devenir de nuestra compañía.

Agregadores de ofertas

Se trata de webs que incluyen ofertas sobre productos concretos y, por norma general, durante un periodo de tiempo determinado.

Muchos consumidores, sobre todo aquellos que deciden por precio, optan por este tipo de plataformas para viajes, aventuras, ocio o restauración.

Deja un comentario